Agencia de Noticias Panamá

Panamá y Bolivia sostendrán su sexto partido oficial con fuerzas parejas

(Ciudad de Panamá-ANPanamá) Cuando el próximo 19 de noviembre las selecciones de Panamá y Bolivia se midan en el estadio Rommel Fernández de la capital panameña se encontrarán dos escuadras muy parejas en sus respectivas confederaciones, entre noveno y décimo lugares, y un historial de cinco partidos oficiales con saldo a favor de los anfitriones.

Será el choque entre los dirigidos por el argentino Américo “Tolo” Gallego y el venezolano César Farías, en una fecha FIFA que para los locales cuenta si quiere escalar en el ranking de cara a las clasificaciones al Mundial Catar 2022.

El partido se jugará cuatro días después del encuentro que por la Liga de Naciones disputará Panamá ante México, que ya le venció de local 3-1.

Gallego, si se recupera plenamente de la lesión de octubre pasado, contará con el centrocampista del Universitario de Perú Armando “Negrito” Quintero, quien ya enfrentó a los bolivianos en la Copa América Centenario el 6 de junio de 2016, cuando con dos goles del internacional Blas Pérez se alzaron con el triunfo 2-1 en esa ocasión en su quinto encuentro a nivel de selecciones.

La “rivalidad” entre andinos y canaleros se inició el 31 de agosto de 2003, cuando por primera vez se enfrentaron, en La Paz, con triunfo de 3-0 para los bolivianos, el 28 de agosto de 2008, pero en la tropical Santa Cruz de la Sierra, con un solitario gol Bolivia volvía a vencer a Panamá, no sería hasta el 25 de marzo de 2011 que Panamá, de local, conocería la victoria ante los andinos, con un 2-0 gracias a Gabriel Gómez y Luis Rentería y el 10 de agosto de ese mismo año, le propinó un 3-1 en Santa Cruz de la Sierra con dos dianas de Luis Tejada y una de Armando Cooper.

Panamá tiene 7 goles a favor y 6 en contra en su historial con Bolivia.

Desde que Panamá jugó su primer partido a nivel de selecciones, el 12 de febrero de 1938 con un triunfo de 2-1 ante Venezuela en los Juegos Centroamericanos y del Caribe del que fue anfitrión, pasarían 95 años para que por primera vez se encontrara en una cancha de fútbol con los del altiplano sudamericano, de acuerdo con el recuento histórico.

El “Tolo” quiere levantar la performance panameña con los próximos dos partidos en casa, confiado en sus convocados, la mayoría en el fútbol internacional, combinación de juventud y experiencia como el delantero Gabriel Torres, del Independiente del Valle de la Serie A de Ecuador y Fidel Escobar, defensa del Córdoba Club de la segunda división de España.

Pero Farías también echará mano de todo su arsenal y ha convocado a los internacionales Alejandro Chumacero, que milita en el club mexicano Puebla; Danny Bejarano, que juega en Lamia de Grecia y Henry Vaca, delantero y compañero de “Negrito” Quintero en el Universitario de Perú.

En octubre, la Verde cayó (1-4) ante Venezuela y derrotó (3-1) a Haití. Y hoy en el ranking FIFA, Bolivia cayó tres puestos y ocupa la posición 75, manteniéndose al final de la lista de la Conmebol (Federación Sudamericana de Fútbol) o sea décimo. En el histórico del ranking los bolivianos se ubican en la casilla 75 promediando desde 1992 hasta el 24 de octubre de 2019. Su mejor ubicación fue en 1997, cuando escaló hasta la posición 24 y la peor fue la 108, que se registró en 2007 y 2011.

Panamá hoy se ubicó en la posición 80, perdiendo también 3 puntos respecto a septiembre pasado y en su promedio histórico se encasilla en la 89, siendo precisamente su más baja clasificación el año 1992, cuando comenzaron a medirse las selecciones, y quedar en la casilla 120; de allí en 2013 alcanzó su mejor ubicación, el escalón 38. En la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF) está novena.

Esta nueva versión del ranking desarrollada por FIFA fue nombrada "SUMA" ya que se basa en sumar / restar puntos ganados o perdidos para un juego a / desde los totales de puntos anteriores en lugar de promediar puntos de juego durante un período de tiempo dado como en la versión anterior de la clasificación mundial.

Los puntos que se suman o restan están determinados en parte por la fuerza relativa de los dos oponentes, incluida la expectativa lógica de que los equipos más altos en el ranking deberían tener mejores resultados contra los equipos más bajos en el ranking, entre otros detalles técnicos del algoritmo que se usa, de acuerdo con la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA).