Agencia de Noticias Panamá

Panamá aumenta el salario mínimo entre el 1 y 8 por ciento

(Ciudad de Panamá-ANPanamá) Los bananeros del occidente de Panamá obtuvieron un 8 por ciento de aumento al salario mínimo, no el 25 que aspiraban, y en el resto del país, según la profesión y ubicación geográfica, el incremento varía a la baja hasta el 1 por ciento, de acuerdo con el Gobierno, que anunció este martes la nueva escala a pocas horas de vencer el plazo legal.

La ministra panameña de Trabajo y Desarrollo Laboral, Doris Zapata, expuso en rueda de prensa que este aumento es, en promedio, de 3,3 por ciento en las dos regiones laborales en que se divide el país, en donde están fijados 37 salarios mínimos diferentes para 85 actividades económicas en al menos 11 ocupaciones.

La actividad minera, concentrada en la provincia central de Coclé, recibirá un aumento del 6 por ciento, mientras la de hotelería el 1 por ciento, según adelantó la funcionaria.

El alza se comenzará a pagar a partir del próximo 15 de enero, sostuvo la titular de Trabajo, quien aseguró que se hizo luego de un “análisis responsable de los indicadores económicos que se debatieron en la Comisión Nacional del Salario Mínimo donde participaron representantes de los empleadores, los trabajadores y el Gobierno, donde los dos primeros no pudieron lograr un acuerdo con respecto a la cifra tras cuatro meses de intensas negociaciones”.

El anuncio se hizo a pocas horas de finalizar el plazo fijado por ley y el propio presidente panameño, Laurentino Cortizo, dijo a los periodistas poco antes que no se había conseguido en la víspera cerrar el tema porque los sindicalistas bananeros de Bocas del Toro, noroccidente del país, exigían un 25 % de subida y que él mismo “llamé al dirigente del sindicato” para explicarle que era imposible ceder a esa aspiración.

Cortizo dijo que se buscó la mejor opción, pensando en que no se puede tomar una medida populista de ceder a las aspiraciones de aumento que provocaría que se pierdan puestos de trabajo, al tiempo que recordó que a su gobierno “le tocará hacer otras dos revisiones”, porque la ley lo ordena cada dos años y, “si la situación económica del país mejora”, es posible lograr una mejor remuneración.

El nuevo ajuste al salario mínimo, junto con los más de mil millones de dólares que el Gobierno ha pagado en deudas atrasadas que el Estado mantenía con distintos sectores y proveedores buscan impactar en la reactivación de la economía, sostuvo, por su lado, Zapata.

El decreto de gabinete tiene que ser firmado por Cortizo y sus ministros para ser publicado en la Gaceta Oficial con los detalles del aumento.