Agencia de Noticias Panamá

Presentan en Panamá herramienta para ayudar a las empresas a cumplir los ODS 2030

(Ciudad de Panamá-ANPanamá) B Lab y el Pacto Global de la ONU presentaron en Panamá el SDG Action Manager, en cinco idiomas, que ayudará a las empresas en el mundo a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas 2030.

“A 10 años de que se cumpla el plazo para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para 2030, se ha lanzado una nueva herramienta web de gestión de impacto orientada a empresas de todo el mundo. El SDG Action Manager, disponible en cinco idiomas, ayudará a las empresas de todos los tamaños y de cualquier país del mundo a adoptar medidas significativas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y hacer un seguimiento de su progreso”, aseguró un portavoz en la capital panameña.

Esta herramienta desarrollada por B Lab y el Pacto Global de las Naciones Unidas reúne la Evaluación de Impacto B de B Lab, los Diez Principios del Pacto Global de las Naciones Unidas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas con el fin de fomentar un actuar positivo de las empresas mediante iniciativas de autoevaluación, de fijación de estándares y de mejora, detalló.

Explicó que el SDG Action Manager, “de acceso gratuito para las empresas del mundo entero, se creó mediante el trabajo y los aportes de un amplio abanico de partes interesadas, como expertos en sustentabilidad empresarial, la sociedad civil, las Naciones Unidas y el mundo académico, y está inspirada en el trabajo de Empresas B Certificadas y de las empresas que participan en el Pacto Global de las Naciones Unidas”.

Su desarrollo fue posible –anotó- gracias a los generosos aportes de las siguientes entidades: El Ministerio de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID), la Fundación Generation, el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC) de Canadá, Emmanuel Faber como donante individual, la Fundación Bill & Melinda Gates, la Fundación Robert Wood Johnson y la Fundación Skoll.

Resaltó que es “importante que las empresas de Latinoamérica y Caribe participen y lideren una transformación que va más allá de adaptar las prácticas tradicionales a los ODS, para repensar modelos de negocios y fomentar la acción a través de una voz colectiva”.

El SDG Action Manager es una herramienta que permite encontrar un punto de partida, comprender y medir su impacto y por último, establecer objetivos y monitorear las mejoras relacionadas a los desafíos de la humanidad para esta década, recalcó.

El cofundador y gerente general de B Lab Global, Andrew Kassoy, declaró que “cambiar el papel que desempeñan las empresas en la sociedad siempre ha sido un pilar fundamental de la visión de B Lab. Y ahora, a tan solo 10 años de que se cumpla el plazo de la Agenda para el Desarrollo Sostenible a 2030 el papel de las empresas no se limita a alcanzar los Objetivos de Desarrollo, sino que estas deben dar el ejemplo, usar el poder de los negocios para solucionar los problemas más apremiantes del mundo e inspirar a otros hacer lo mismo”.

“El SDG Action Manager es una herramienta única que ayuda a las empresas a pasar a la acción, mejorar su actuar de forma sostenida y, por último, convertirse en un agente de cambio positivo”, enfatizó.

En tanto, Elisa Patiño, directora ejecutiva de Sistema B América Central y Caribe sostuvo que “hacemos este llamado, sabiendo que el sector empresarial puede y debe ser el protagonista en la implementación de la agenda 2030”.

“Utilizando un lenguaje común, el SDG Action Manager es una herramienta de gestión que permite a las empresas de todo el mundo tomar medidas significativas y seguir su progreso en los ODS. Se convierte en la alternativa más concreta para que las empresas midan y gestionen su avance hacia los principales desafios de esta década”, aseguró.

La visión de B Lab, entidad sin fines de lucro, es una economía inclusiva y sustentable que genere prosperidad para todos. Hoy existen más de 3.000 Empresas B certificadas en 150 sectores y 70 países, y más de 70.000 compañías usan la Evaluación de Impacto B.

Mientras que Sistema B cree que los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil, los movimientos sociales, los ciudadanos y la responsabilidad social de los negocios, todos juntos, no son suficientes para resolver los problemas sociales y ambientales actuales. Por eso, promueve a las Empresas B y otros actores económicos en América Latina, para construir una nueva economía en que el éxito y los beneficios financieros incorporan bienestar social y ambiental.